Publicado: 26 de Enero de 2016

El consumo de los ascensores de un edificio de viviendas supone aproximadamente un 25% del consumo energético de las zonas comunes. Esto conlleva un gasto económico, asociado al consumo de electricidad que se refleja en las cuotas que los diferentes propietarios abonan a la comunidad.

El 75 % del consumo de un ascensor se destina a la iluminación de la cabina y el 25% restante se usa para hacer funcionar el sistema de tracción del ascensor. Si conseguimos mejorar estos dos aspectos podremos reducir su consumo y por lo tanto se podría reducir la cuota que cada propietario aporta a la comunidad.