Publicado: 26 de Enero de 2016

En los edificios construidos con anterioridad a la Norma Básica de la Edificación sobre Condiciones Térmicas de los edificios -1979, están construidos sin la protección térmica adecuada, es decir, sin el necesario aislante térmico.


Además en los edificios construidos con posterioridad a 1979, aún existiendo este aislante, este puede ser insuficiente, tanto a nivel de espesor como de calidad del material.


Todo ello, convierte a los edificios, en auténticos depredadores de energía,  provocando así un aumento de emisiones de CO2.


Como consecuencia de ello, es necesario reducir el consumo energético de estos edificios, para así conseguir un máximo ahorro en calefacción y refrigeración, y satisfacer el requisito básico de habitabilidad relativo al ahorro de energía y aislamiento térmico, disminuyendo el consumo.